Nosotros

ruptura politiqueria

Red Roja es un reagrupamiento de comunistas de distintas tradiciones en torno a tres ejes de carácter político, y no puramente ideológico o histórico, que son en breves palabras los siguientes:

1) la ruptura con el régimen del 78, con todo lo que ello supone en lo que respecta a depuración a distintos niveles (no solo de los aparatos estatales, sino también de diferentes tinglados que se integraron al régimen, como los propios aparatos sindicales de CCOO y UGT) y en lo que se refiere a la reivindicación de amnistía y derecho de autodeterminación;

2) la conciencia de que la salida a la actual crisis solo puede construirse en la perspectiva del socialismo, y nunca de un Estado del Bienestar o “modelo social” europeo construido, en última instancia, sobre la base del imperialismo y la sobreexplotación del proletariado de otros pueblos;

3) un antiimperialismo que no ponga el acento en juzgar los límites del agredido, sino en las intenciones criminales del agresor y en nuestra responsabilidad especial por estar tan cerca de las bases agresoras (único planteamiento que es expresión real del internacionalismo proletario), no apoyando por tanto jamás a “rebeldes” como los promovidos por el imperialismo en Libia, Siria, Ucrania o Nicaragua.

 

LOGORRrojoynegro300ppp

Este triple criterio expuesto se constituye en nuestra señal de identidad principal en la medida en que es el que nos guía en nuestro trabajo actual de agrupación de comunistas. No obstante, no sólo no obviamos la importancia de otras cuestiones, sino que, como pertenecientes a un movimiento internacional y de clase, y asumiendo la obra comenzada en la Revolución de Octubre con su prolegómeno de la Comuna de París, pretendemos que una segunda será de identidad sea la de contribuir a fomentar el insoslayable debate histórico-teórico dentro del movimiento comunista. Un debate en el que puedan expresarse y contrastarse las diferentes ideas y posiciones, aunque insistiendo en que ello no sea un obstáculo para la realización de las tareas revolucionarias que ya urgen en el Estado español y que no dependen en lo inmediato del plano en que esa discusión se desarrolle. En relación con esto, ciertamente rechazamos la forma polar y esquemática en la que a menudo se ha desarrollado ese debate histórico-teórico-ideológico y la vemos contraproducente.

Finalmente, una tercera seña de identidad ha de ser la de que Red Roja ofrezca un marco para la formación teórica e ideológica, donde la militancia avance en la comprensión profunda del marxismo.