Gira de Tirso W. Sáenz, ex-viceministro de industria del Che por los Países Catalanes

EL CHE MINISTRE
Gira de un ex-viceministro del Che

A mediados de abril de 2019 tuvimos el placer de contar con la presencia en tierras catalanas de Tirso W. Sáenz, quien fue Viceministro cubano del Ministerio de Industria durante el período en que el Che Guevara en fue Ministro en los años 60.
 
Tirso W. Sáenz vino a los Países Catalanes a presentar el libro "El Che Ministro. Testimonio de un colaborador", editado por Tigre de papel Ediciones, en el que cuenta su experiencia en el ministerio junto al Che en la hora de hacer frente a las agresiones imperialistas de los Estados Unidos, y en el desarrollo de la industrialización a través del pensamiento económico y filosófico del Che Guevara.
 
Una de las presentaciones la organizamos en el Ateneo Libertario del Berguedà a través de Itaca, en la que también participó en José Cónsola, militante de Ítaca y autor del prólogo a la edición catalana del libro.

Aprovechamos para grabar la charla y grabar, también, la entrevista que los compañeros de la Radio Pinsania, radio libre del Berguedà, le hicieron.

A continuación os adjuntamos el vídeo de la charla y el vídeo de la entrevista y os compartimos el prólogo que el compañero José hizo en la edición del libro en catalán. Un reflexión muy interesante en torno a qué significa hoy luchar aquí, en los Países Catalanes, por la independencia y el socialismo en un país donde el modelo productivo está basado en el turismo, la automoción y una manufactura agroalimentaria que depende de las importaciones para poder subsistir.


PRÓLOGO A LA PRIMERA EDICIÓN EN CATALAN

No hace tantos años, entre 1991 y 1997, los habitantes de la isla de Mekamui sufrieron uno de los bloqueos mas criminales des de la Segunda Guerra Mundial. Seis años en los cuales el gobierno de Papua Nueva Guinea, con el apoyo de Australia y Gran Bretaña, impidieron la entrada en la isla de alimentos, combustibles, medicinas, ropa, herramientas y cualquier cosa imaginable. En paralelo, el ejército papu, mercenarios australianos y mercenarios ingleses invadieron la isla asesinando un diez por ciento de la población, unas 20.000 personas.

Sobrevivieron, y además ganaron. Aunque los acuerdos del año 2005 preveían un referéndum por la independencia en un período de 10 a 15 años, en el 2015 lo aplazaron hasta el 2020. Aun no se ha llegado al final, pues muchas voces se alzan diciendo que si han luchado, sufrido y muerto por conseguir la independencia, qué falta les hace un referéndum.

La existencia del campo socialista impidió que Cuba pasase las penalidades de los habitantes de Mekamui, pero aun así no es fácil ni sencillo adecuar la infraestructura productiva de un país, pensada y subordinada a unos criterios de revalorización del capital, y condicionada por unas materias primas, maquinaria y tecnología de la nación dominante: los Estados Unidos de América del Norte.

Éste libro que tenéis en vuestras manos habla de esto, de problemas concretos, cómo afrontarlos, que producir y para quien, que priorizar, como organizar el funcionamiento de un país cuando desaparecen miles de profesionales de todas las ramas de la producción y de los servicios. Y como también, otros profesionales hacen oídos sordos a los cantos de sirena y se acercan e integran en el proceso revolucionario, tal como lo explica Tirso: “Cuando iba de regreso a casa comencé a darme cuenta de algo que yo había oído, pero a lo que no le había dado importancia: el estímulo de los norteamericanos a la fuga de cerebros. Era la época en que el temor del comunismo ahuyentaba a miles de cubanos, en que miles de niños eran enviados por sus padres a Estados Unidos a través de una operación orquestada por la CIA, conocida como Operación Peter Pan”.

Hay cierta similitud con la operación que ahora mismo está llevando a cabo principalmente la Unión Europea respecto a Siria, dónde la “Operación Vacío y Aniquilamiento” se ha preparado con mucho tiempo. Las mafias que participan en el tráfico humano, en la venda de embarcaciones, neumáticos, armillas salvavidas, documentación falsa…, han hecho una selección de los candidatos, escogiendo la gente más preparada técnica y científicamente. Ciudadanos que dominan distintos idiomas y que pueden ser eficaces a corto plazo en Europa.

Nosotros, y al decir nosotros especifico: los colectivos que nos autonombramos socialistas, comunistas, marxistas, anarquistas…, en fin, aquellos conglomerados humanos que queremos vivir en una sociedad radicalmente diferente de la que nos tienen sometidos y pensamos en una ruptura de la tutela borbónica, deberíamos de pensar cual sociedad queremos construir, pues si del que se trata es tan solo de disponer de unos cuantos millones más o menos, manteniendo “el estado de las cosas”, a lo mejor hace falta desentendernos de los que quieren cambiar para que nada cambie, es decir, los apologistas de una segunda transición en la cual de nuevo todo quede atado y bien atado.

Si el pensamiento ético prima sobre el crematístico, es cuando deberemos afrontar problemas de una magnitud inimaginable, pues desgraciadamente la Unión Europea y más allá ha diseñado para Catalunya un modelo basado en el turismo, la automoción y una manufactura agroalimentaria que depende de las importaciones para poder subsistir. Una Catalunya fragmentada en dos: norte y sur del eje transversal. Al norte la zona de ocio de la burguesía metropolitana, al sur la infraestructura industrial y el litoral ocupado por el tsunami turístico.

Qué Catalunya queremos? Qué profesionales se quedarán en el proceso de de-construcción/construcción, de recuperación de los saberes perdidos, de un equilibrio territorial y hasta de un turismo que no dependa de los grandes tour operadores internacionales. De unas universidades no sometidas a los intereses de las multinacionales en la elaboración de los planes de estudio y de la recerca.

Éste libro nos puede ayudar a pensar estas cosas, a empezar desde ahora a separar el grano de la paja e ir creando un cuerpo robusto y entusiasmado en la construcción de una nueva sociedad. Seguramente, si vamos por ese camino las promesas de leche y miel para miles de profesionales en otro país sería una de las ofensivas con las que deberíamos enfrontarnos, con un cierto paralelismo con los problemas en los que se encontró la Revolución cubana en sus inicios.

No podemos dar por bueno un acuerdo entre formaciones políticas emparadas solamente por unos papelitos metidos dentro una cajita cada cuatro años. Carlos Tablada, cuando nos habla del marxismo del Che nos dice: “El Che no creía que el desarrollo económico fuera un fin en si mismo: el desarrollo de una sociedad tiene sentido si sirve para transformar la persona, si le multiplica su capacidad creadora i si lo lleva más allá del egoísmo. Y este viaje del YO al NOSOTROS, al desarrollo de la individualidad y la libertad no es posible realizarlo con los instrumentos, las categorías y la ética capitalista”.

Asimismo, Tirso nos recuerda también esta idea: “No se deseaba cualquier solución técnica basada exclusivamente en los criterios de eficiencia obtenidos a costa de la renuncia a los principios básicos de la Revolución… Se trata por tanto de poner en práctica una nueva mentalidad, una nueva cultura, una nueva visión del mundo”.

No deberíamos de desear para Catalunya una Constitución que recoja las modernas Enmiendas Platt  exigidas por la Unión Europea. La Constitución cubana de 1902 hasta 1940, en su artículo 1ero declaraba solemnemente: “El pueblo de Cuba se constituye en estado independiente y soberano”, pero los ocho artículos de la Enmienda Platt estaban incluidos en esa misma Constitución, el tercer de los cuales decía textualmente: “El gobierno de Cuba consiente que los Estados Unidos puedan ejercer el derecho de intervenir para prevención de la independencia y el mantenimiento de un gobierno adecuado a la protección de la vida, la propiedad y la libertad individual, y al cumplimiento de las obligaciones respecto a Cuba impuestas por el Tratado de París a los Estados Unidos y que deben de ser ahora asumidas y cumplidas por el gobierno de Cuba”.

Si cambiamos el Tratado de París (1) por los tratados de Roma, Lisboa, Maastrich, y el resto de tratados y disposiciones de la Unión Europea, la pregunta sería: ¿Dónde queda la independencia y la soberanía? Pues según la sentencia de 15 de julio de 1974 as 6/64, Rec. 1.141 del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, comentando el Tratado de la CEE dice que: “Ha constituido una Comunidad de duración ilimitada dotada de atribuciones propias, de personalidad, de capacidad jurídica, de una capacidad de representación internacional y de poderes reales surgidos de una limitación de competencia o de una transferencia de atribuciones de los Estados a la Comunidad”.

Si nos aplegamos, ningún problema, todo será fácil. Si nos negamos, el castigo será terrible, y deberemos asumirlo, combatirlo y vencer. Por eso pienso que es importante éste libro, que en la distancia del tiempo y el espacio, nos puede ayudar a poner sobre la mesa problemas concretos que deberemos afrontar en nuestra casa, y que van más allá de las grandes declaraciones genéricas de mucha forma y poco contenido.

Éste libro es importante para recuperar el Che en su integridad y ponerlo al lado de los grandes pensadores revolucionarios, tanto del siglo XIX como del XX, con una gran diferencia: que el Che no solo teorizó de cómo transformar el mundo, sino que contribuyó a hacerlo, dejando la vida en el intento.

Recuperar el pensamiento del Che en el cincuenta aniversario de su asesinato es un deber histórico de los revolucionarios y de las personas que dicen querer un mundo mejor, y liberar el Che de la lectura unilateral de su trayectoria. Fernando Martínez Heredia, uno de los grandes estudiosos de la obra guevariana nos hace una reflexión importante: “Lo primero que me asalta y angustia es pensar en el profundo desconocimiento que existe acerca de tantos hechos de la Revolución… Hay zonas descomunales de silencio y olvido, y hay otras, al parecer cubiertas, en que la reiteración de palabras claves y de frases de efemérides sustituye a los elementos de hechos que aporten al conocimiento y promuevan el interés de saber y la motivación de querer a las actitudes y vidas que fueron ejemplares, y de emular con ellas”.

Tal vez éste libro, de un testimonio directo del Che poco conocido, nos ayudará a encontrar la figura multidimensional de uno de los más grandes revolucionarios de la historia moderna, alejándolo de la consigna vacía y de la cara pintada en las camisetas y otros productos de la gente bienestante de izquierdas.

NOTA
(1) El Tratado de París de 1898 estipula en su Artículo 1o lo siguiente:
 “España renuncia todo derecho de soberanía y propiedad sobre Cuba. En atención a que dicha isla, cuando sea evacuada por España, va a ser ocupada por los Estados Unidos, los Estados Unidos mientras dure su ocupación, tomarán sobre sí y cumplirán las obligaciones que por el hecho de ocuparla, les impone el Derecho Internacional, para la protección de vidas y haciendas.”


Josep Cónsola.
Obrero metalúrgico jubilado, militante comunista.
Julio de 2017

 

ÍTACA, Organització Internacionalista dels Països Catalans 

Països Catalans, 15 de maig de 2019
 

Xerrada de Tirso W. Sáenz:


Entrevista a Tirso W. Sáenz per Ràdio Pinsania: