Macron Presidente. El mal menor

8 de mayo de 2017


OS EDITORES DE ODIARIO.INFO


Emmanuel Macron fue elegido Presidente de Francia. Según el Ministerio del Interior francés, computado más del 99 % de los votos, Macron obtiene el 66,06 % mientras que Marine le Pen el 33,94 %. La abstención alcanza el 25, 4 % y se registra todo un récord del voto blanco o nulo.


Cabe pues concluir que los electores se pronunciaron por el mal menor, ya que los dos son políticos reaccionarios, con programas incompatibles con las aspiraciones del pueblo francés.


El ex banquero Macron es un liberal, admirador de la canciller A. Merkel, defensor del federalismo europeo. Siendo ministro de François Hollande, hostigó a la clase trabajadora. Era prácticamente un desconocido cuando irrumpió en el escenario político. Creó un partido, En Marcha, y como candidato tuvo una ascensión fulgurante gracias al apoyo del gran capital.


En vísperas de las elecciones, se divulgaron listas elaboradas por Wikileaks con centenares de nombres de banqueros, gobernantes, políticos y periodistas que contribuyeron financieramente a su campaña. Pero la comisión electoral recomendó que no se publicaran alegando que la iniciativa era una intervención extranjera en las elecciones.


Tres gigantes de la banca, Soros, Rothschils y Goldman Sachs habían contribuido con más de 5,5 millones de euros. En las listas aparecen nombres de gobernantes como A. Merkel, Schauble, Obama, François Hollande, Justine Trudeau, Jean Claude Junker y Alexis Tsipras. Bernard Arnault, el empresario más rico de Francia, contribuyó también con una enorme aportación. Entre las decenas de políticos y periodistas de la lista divulgada figuran, Matteo Renzi, Bernard Henry Levy , Cohn Bendit , Varoufakis, Robert Hue y François Bayrou.


Toda la breve carrera política de Macron niega pues la afirmación hartamente repetida durante la campaña electoral “Ni de derechas ni de izquierdas”. Su programa es descaradamente de derechas.


Su victoria en la primera vuelta y la gran votación que obtuvo en la segunda se explican por el temor que Marine le Pen inspira la mayoría de franceses. El debate en la TV entre ambos, seguido en todo el mundo por decenas de millones de personas, fue un espectáculo indecoroso. Según algunos medios, aquello, por la agresividad, más parecía un combate de boxeo que un diálogo entre candidatos a la Presidencia.


Racista, obsesionada por la deportación de extranjeros, Marine le Pen defendió la salida de Schengen y del euro y un control riguroso de las fronteras, pero las ideas que exhibió para la lucha contra el terrorismo fueron puestas en ridículo por disparatadas e inaplicables. Se esforzó por dar a su discurso un tono patriótico que confundió a los sectores más ingenuos del electorado.


El elevado porcentaje de votos que obtuvo no significa que en las Legislativas de junio próximo el FN vaya a conseguir una bancada numerosa en el Parlamento. El sistema electoral francés, a dos vueltas, la va a penalizar severamente. Marine le Pen seguirá siendo la líder de un pequeño pero peligroso partido de vocación fascista.


http://www.odiario.info/macron-presidente-o-mal-menor/

Traducción de Red Roja