Protestas anti-estadounidenses en Haití

“¡Abajo EEUU! ¡Viva Putin! Los manifestantes haitianos han pedido la ayuda de Rusia contra el gobierno actual del país al que califican de “marioneta de EEUU”.

Un informe de AFP que se transmitió durante el fin de semana incluyó fotografías sorprendentes que muestran a los haitianos quemando banderas estadounidenses, mientras que el malestar y el caos persistían en la capital haitiana, Puerto Príncipe.

Han pasado ya algunos días desde que casi todas las grandes ciudades haitianas están “bloqueadas” debido a las manifestaciones masivas que exigen la renuncia del presidente Jovenal Moise, al que los manifestantes haitianos acusan de corrupción y mala administración del país, con una inflación galopante.

A diferencia de Venezuela, donde EEUU anunció de inmediato su apoyo a los manifestantes que apoyan a Juan Guaido, ex jefe de la Asamblea Nacional y autoproclamado “presidente interino”, en el caso de Haití, Washington respalda al jefe de estado, que ha sido objeto de críticas y de una oleada de rechazo popular desde 2017.

El informe de AFP describe el carácter anti-estadounidense de las manifestaciones.

Un grupo de manifestantes quemó una bandera estadounidense el viernes por la tarde en el corazón de la capital haitiana, pidiendo ayuda a Rusia para resolver la crisis que paraliza al país desde hace más de una semana.

El manifestante que quemó la bandera estadounidense dijo a AFP: “Le pedimos a Rusia, Venezuela y China que echen un vistazo a la miseria en la que vivimos aquí”.

Estos manifestantes denuncian una política haitiana por mucho tiempo dependiente de Washington, apelando a Rusia y China para que ayuden al país. Los manifestantes acusan al presidente Jovenel Moise de haber llegado al poder con la ayuda norteamericana.

Por su parte, durante este fin de semana la Casa Blanca anunció su apoyo a Moise y pidió calma en el país.

Hace varias semanas, Washington comenzó ejercer a una gran presión sobre Puerto Príncipe para romper los lazos con el gobierno legítimo de Nicolás Maduro en Venezuela. Y estas presiones parecen haber dado fruto.

A principios de este mes, el gobierno haitiano sucumbió a la presión de EEUU, provocando la ira de los haitianos, muchos de los cuales ya estaban enojados por el impacto negativo que las sanciones petroleras de EEUU contra Venezuela tendrían en Haití.

La sumisión del gobierno de Jovenal Moise hacia EEUU fue, de hecho, la gota que colmó el vaso en un escándalo políticamente complejo, y que ha crecido como resultado del acuerdo de PetroCaribe. De hecho, el gobierno haitiano está acusado de corrupción en la gestión financiera de este acuerdo.

En los últimos días, el Departamento de Estado de EEUU ha instado a todos los ciudadanos estadounidenses que se encuentran en Haití a abandonar el país y al resto a evitar los viajes innecesarios allí.

Source: Diversas


Almanar