Bajo el lema "Más Marx, menos Occidente", rebelión en las Universidades Chinas (video)

En ningún otro país como en China se está celebrando con tanta efusión el bicentenario del nacimiento de Karl Marx. Pero el repentino interés de la burocracia China por el hombre que mantuvo que el mundo no sólo hay que interpretarlo, sino también cambiarlo, no obedece a razones de estricta afinidad ideológica, sino que un poderoso movimiento que propugna "más Marx, menos Occidente", recorre las aulas de las universidades chinas

     En un reciente artículo firmado por "El Lince" (*), su autor escribe que hay un país donde las autoridades se están volcando en la conmemoración del bicentenario del nacimiento de Karl Marx: China

      Pero  según "El Lince", no se trata de una conmemoración "desinteresada" por parte de la burocracia china, sino que  en ese país un fantasma parece estar recorriendo sus universidades: el fantasma de Carlos Marx.

        En el  sistema universitario chino, se ha levantado una fuerte resistencia de estudiantes y profesores, logrando que el gobierno se haya visto forzado a dar marcha atrás en varias tentativas de proceder a la "occidentalización"  de la Universidad, entendiendo como tal la pretensión de hacer del ámbito universitario un reflejo de los poderes económicos en línea con lo que el Plan Bolonia hizo con la universidad española, por ejemplo.


      Con este plan se alteró - precisa "El Lince" - el sentido profundo de la Universidad en su aspecto formador de ciudadanos y creadora de conocimientos. Se acabó con la ciencia y el conocimiento bajo la premisa de grados creados solo para satisfacer la demanda y los intereses empresariales  . Se introdujeron criterios competitivos en la investigación y en la docencia. Se privilegia la publicación de artículos o investigaciones en revistas occidentales  - europeas o estadounidenses-  y se desprecia al resto. Sólo se puede "ser alguien" con un máster bajo el brazo, con lo que ello conlleva tanto en el ámbito económico, que hay que pagar, como de corruptelas y clientelismos que hay que acatar.


     Dice Marx - prosigue "El Lince"- que


     "los pensamientos de la clase dominante son también los pensamientos de cada época, es decir, la clase que es el poder dominante de la sociedad también es el poder espiritual dominante. La clase que dispone de los medios de producción material tiene al mismo tiempo los medios de la producción intelectual" ("La ideología alemana"). Nada ha cambiado desde que escribió este libro, hace ya 170 años.


      Lo mismo que se hizo en Europa con el Plan Bolonia es lo que quiso - y aún quiere, matizado - hacer el gobierno chino, empapado hasta los tuétanos de neoliberalismo, pero la campaña universitaria "Más Marx, menos Occidente" le ha obligado a frenar. La revuelta comenzó en la universidad de Henan en 2015, se sumaron las de Nanjing y Liaocheng en 2016 y el año pasado las de Chanchung y Taiyuan. Este año acaban de sumarse las de Beijing y Renmin. Es ya un grito casi unánime en las universidades de China: "Más Marx, menos Occidente". Y lo lanzan los "Jóvenes Marxistas", con muy buenos resultados como queda dicho.


         Ahora se habla de forma abierta, y de ahí las palabras de Xi, de "actualizar la educación ideológica" para hacer frente a la "pérdida de valores y confusión social" que conlleva la "modernización" de estilo occidental.

         Pero la postura de Xi es tan sólo un intento del gobierno de sumarse a la ola para intentar controlarla, pero no hay que desestimarla. La televisión central china lleva toda la semana emitiendo programas y documentales sobre Marx. Las televisiones de las diferentes provincias hacen lo mismo, pero desde mucho tiempo antes.  Incluso se ha sacado un sello conmemorativo, a parte de celebrarlo con todo boato y por lo grande.


VIDEO: EL PUEBLO CHINO NO HA OLVIDADO EL MARXISMO




Canarias Semanal