Amenazas y sanciones EUA crecen con aislamiento

Una nueva ronda de sanciones estadounidenses más fuertes y económicamente perjudiciales contra Rusia, Irán y Corea Popular se ha encontrado con la ira, incluso de los aliados tradicionales de Estados Unidos. Las denuncias exponen tanto el creciente aislamiento como la creciente amenaza militar del imperialismo norteamericano. La burda exhibición de poder por la Casa Blanca, el Congreso y el Pentágono está aumentando las tensiones a escala internacional.

La Cámara de Representantes de EUA el 25 de julio, en un voto casi unánime – 419 a 3 – confirmó lo bipartidistas que son tanto los políticos republicanos como los demócratas cuando se trata de una agresión estadounidense. El proyecto de ley fue similar al aprobado el 17 de junio por el Senado, en el que republicanos y demócratas unieron fuerzas para aprobar, por 98 a 2, un proyecto de sanciones que castiga a las empresas que hacen negocios con Irán y Rusia a través de una serie de sanciones financieras.

Ambos proyectos de ley requerirían una revisión del Congreso de cualquier intento de aliviar o poner fin a las restricciones impuestas. Esto se considera una posibilidad extremadamente improbable.

Inmediatamente, editoriales del Washington Post y del New York Times elogiaron los votos de las sanciones, lo que confirmó la postura agresiva de las principales fuerzas dentro de la clase dominante.

Más dinero para Pentágono

La misma Cámara, incluidos los republicanos y la mayoría de los demócratas, votaron 344-81 para aprobar el mayor proyecto de ley de asignaciones militares en la historia EUA o mundial.

La Ley de Autorización de Defensa Nacional asignaría $696 mil millones para gastos de “defensa” en el año fiscal 2018. Eso excede incluso la propuesta de $603 mil millones de Trump, que se ha descrito como un “aumento histórico en el gasto de defensa.”

Sin embargo, esta monstruosa asignación de fondos pasó silenciosamente por el Congreso casi sin reportarse, mientras que la atención de los medios se centraba en la oposición del Partido Demócrata para preservar las escasas provisiones de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

Este presupuesto militar excede considerablemente los límites para “defensa” en el Congreso. Desde el 2011, el gasto había sido limitado a $549 mil millones. El tope, sin embargo, era violado regularmente con presupuestos suplementarios.

Todas/os los políticos saben que, incluso sin que los designados de Trump causen estragos en los programas sociales, ambientales y de infraestructura, esta última apropiación militar requiere cortes mortales en todos los demás programas gubernamentales para poder equilibrar el presupuesto.

El aumento de las opciones militares, las amenazas de guerra y un presupuesto militar exageradamente inflado quedaron claros cuando Trump nombró al ex general de cuatro estrellas de la Marina Corp Gen. John Kelly, para servir como Jefe de Gabinete de la Casa Blanca. El General Kelly había sido nombrado anteriormente por Trump a la poderosa posición de Secretario de Seguridad Nacional. Antes de eso, encabezó el Comando Sur de EUA, encargado de operaciones militares en 32 países del Caribe, América Central y América del Sur.

El general Kelly será el primer general en ocupar el puesto de jefe de gabinete de la Casa Blanca desde que Alexander Haig asumiera el control en el último tramo de la odiada administración de Nixon.

Los medios corporativos volvieron a ser unánimes en sus elogios. El New York Times elogió a Kelly como un “faro de disciplina.”

Las sanciones son una forma de guerra

Las sanciones económicas son una opción de guerra violenta de países poderosos contra rivales que son económicamente más débiles. Tales sanciones buscan crear escasez, inflación, hambre, desempleo, dislocación económica y cierres en industrias vitales al restringir súbitamente créditos, préstamos y comercio.

Las sanciones ponen al descubierto las relaciones reales bajo el capitalismo. La competencia capitalista tiene como objetivo cerrar las industrias competidoras y expulsar a sus rivales.

Es una ilusión que el capitalismo crea prosperidad o participación democrática. Históricamente, el capitalismo se ha expandido a través de la guerra, el robo, violaciones y pillajes. La creación de escaseces artificiales y la producción de sabotaje son también acciones de rutina.

Estados Unidos ha utilizado el hambre y la enfermedad contra las naciones originarias desde su fundación. Pero con la dominación global de EUA desde la Segunda Guerra Mundial, los imperialistas aquí han tratado de involucrar a otras fuerzas imperialistas.

Durante décadas se realizaron esfuerzos concertados para estrangular a la URSS con restricciones comerciales. Después del colapso de la URSS, el imperialismo estadounidense conspiró con la Unión Europea y las monarquías de los Estados del Golfo para estrangular económicamente a Irak, Irán, Libia y Siria. Esa coordinación significaba que las sanciones se imponían a través de la ONU, obligando a todas las naciones a cumplir o enfrentarse al aislamiento económico.

Rivalidad económica aumenta

La Unión Europea es un colaborador de EUA en el saqueo de los países en desarrollo y ex-colonizados. Pero también es un rival económico en un mundo de reducidos mercados y superávit de mercancía. La posición económica global del imperialismo estadounidense está cayendo. Como un importante exportador de petróleo, gran parte basado en el fraccionamiento destructivo al ambiente, debe encontrar grandes mercados.

La crisis capitalista es el tema esencial detrás de las acusaciones del “hacking” ruso, del programa de energía nuclear de Irán y de los esfuerzos de la RPDC para defenderse contra las amenazas nucleares de EUA.

Un tercio del gas natural de la UE proviene de Rusia. Las naciones de Europa central y oriental dependen del suministro de energía de Rusia.

Este nuevo conjunto de sanciones impuestas por EUA causará estragos en las compañías energéticas europeas y en los bancos que contrataron para financiar los complejos planes de construcción para canalizar gas y petróleo de Rusia.

Las sanciones pasadas fueron cuidadosamente calibradas entre EUA y sus aliados europeos para mantener todos a bordo y preservar una respuesta unida contra un país objetivo. Esos días ya han pasado.

El nuevo proyecto de ley permitiría a EUA sancionar a cualquier empresa involucrada en el mantenimiento o desarrollo de los ductos de exportación de energía de Rusia. Eso podría paralizar la construcción de Nord Stream 2, un colosal ducto de gas natural planeado para bombear gas ruso a Alemania bajo el mar Báltico. El proyecto es propiedad del gigante energético ruso Gazprom y es financiado por inversores europeos. Afectaría a otros grandes proyectos de gas natural de los países bálticos.

Las nuevas sanciones se dirigen a cualquier empresa que contribuya al desarrollo, mantenimiento o modernización de los ductos rusos de exportación de energía. Añaden castigos contra los sectores energético, financiero, ferroviario, naviero, metalúrgico y minero de Rusia y de la UE.

Las sanciones también podrían socavar las asociaciones entre empresas de la UE y de Rusia para desarrollar proyectos de energía en costas de Egipto. Y podrían impedir que empresas italianas y rusas trabajen juntas en el llamado Corredor del Gas del Sur, que pasaría por Turquía a los estados sureños de la UE.

Sanciones de Irán violan acuerdo P5 + 1

Muchos países europeos tienen actualmente ventas de maquinaria y transporte y grandes proyectos con Irán. La exportación de petróleo crudo desde Irán a países europeos ahora supera los niveles previos a las sanciones.

Según el ministro iraní del petróleo Bijan Zanganeh: “El ritmo de crecimiento de la producción y exportación de petróleo crudo de Irán ha sorprendido a los observadores internacionales que no creían que Irán podría aumentar su producción en un millón de barriles por día en tres a cuatro meses después de la eliminación de las sanciones”. (Iran-daily.com, 3 de abril)

Abbas Araqchi, viceministro iraní de Asuntos Jurídicos e Internacionales, dijo que el esfuerzo “hostil” con nuevas sanciones equivalía a una ruptura del acuerdo nuclear P5 + 1 de 2015 entre Irán y las seis potencias mundiales – EUA, Bretaña, Francia, Rusia, China y Alemania.

Los abrumadores votos de sanciones bipartidistas en el Senado y la Cámara son una señal a los aliados de EUA que las compañías estadounidenses de petróleo y gas están decididas a obstruir otros proveedores para poder comercializar los suministros estadounidenses. La confrontación económica y militar para respaldar esto está aumentando.

Ese mismo 25 de julio, cuando el voto de las sanciones ocurrió, un buque de la marina EUA lanzó tiros de advertencia a un buque iraní en el Golfo Pérsico. Funcionarios estadounidenses dijeron que fue el primer incidente desde que el presidente Trump asumió el cargo en enero.

Respuesta de UE

El voto del congreso trajo denuncias de parte de los aliados de EUA, como Alemania, Austria, Francia y Corea del Sur, junto con los países que son objetivos de las sanciones.

Un comunicado filtrado de la UE informó que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo que la UE “debería estar lista para actuar dentro de días” del pasaje del proyecto de ley y que las sanciones “podrían afectar a un número potencialmente grande de empresas europeas con legítimos negocios bajo las medidas de la UE con entidades rusas”. Un alto funcionario de la UE dijo que los comisionados europeos estaban unidos en sus opiniones. (Financial Times, 27 de julio)

La UE podría imponer una prohibición absoluta de hacer negocios con ciertas compañías de EUA. “Si nuestras preocupaciones no se tienen suficientemente en cuenta, estamos dispuestos a actuar adecuadamente en cuestión de días. ‘América Primero’ no puede significar que los intereses europeos sean últimos”, dijo Juncker.

De repente, estas potencias imperialistas europeas, cómplices en las pasadas guerras de sanciones estadounidenses, citan la ilegalidad de las sanciones en el derecho internacional. La UE apoyó las sanciones en Irak desde 1990 hasta la invasión y ocupación de EUA en 2003. Desde ese año, han apoyado duras sanciones contra Siria que continúan hoy.

En una declaración conjunta, el Canciller austríaco Christian Kern y el Ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, dijeron: “No podemos aceptar la amenaza de sanciones ilegales y extraterritoriales contra las compañías europeas,” añadiendo que las multas a las empresas europeas que participan en el proyecto Nord Stream 2 “introducen una completamente nueva dimensión muy negativa en las relaciones europeo-americanas.” (US News, 15 de junio)

El mismo artículo informó que varios países europeos, en una medida sin precedentes, emitieron una declaración conjunta invocando la soberanía: “El suministro energético de Europa es una cuestión para Europa y no para los Estados Unidos de Améric.”

Francia ha planteado dudas sobre la legitimidad de las nuevas sanciones EUA contra Irán y Rusia, diciendo que no se ajustan al derecho internacional debido a su alcance extraterritorial. (Presstv.com, 26 de julio)

Reuters del 27 de julio tenía dos artículos: En uno, el presidente ruso Vladimir Putin describió el proyecto de ley como un intento de salvaguardar los intereses geopolíticos de EUA a expensas de sus aliados. En el otro, una influyente asociación industrial alemana acusó a EUA de apuntar a mejorar sus exportaciones de gas líquido a Europa a través de sanciones.

EUA amenaza a Corea

Las nuevas y duras sanciones a la RPDC en el norte tienen por objeto sabotear cualquier disminución de las tensiones dentro de la península coreana.

A mediados de julio, el recién elegido gobierno surcoreano del presidente Moon Jae In propuso conversaciones militares con la RPDC en su primera apertura formal al norte. La propuesta era discutir maneras de evitar actos militares hostiles cerca de la fuertemente militarizada frontera DMZ. Moon propuso que las actividades militares hostiles en la frontera terminaran el 27 de julio, aniversario del acuerdo de armisticio en 1953 que puso fin a la Guerra de Corea.

El Ministerio de Defensa de Corea del sur propuso conversaciones con el norte el 21 de julio en Tongilgak para detener todas las actividades que alimentan la tensión en la línea de demarcación militar.

La respuesta de EUA fue anunciar que está preparando nuevas sanciones para los bancos y firmas chinas que hacen negocios con la RPDC. La Fuerza Aérea de EUA voló bombarderos B-1B sobre la Península Coreana, acompañados por aviones japoneses y surcoreanos como provocación el 30 de julio.

El 24 de julio, el Wall Street Journal informó sobre los preparativos de China en caso de una guerra estadounidense contra la RPDC. China también realizó operaciones militares conjuntas con Rusia en el Mar Báltico.

Las amenazas contra los antiguos aliados estadounidenses, así como la escalada de las amenazas en todos los países apuntados, desde Venezuela hasta Irán, Siria, RPDC y cada vez más hacia Rusia y China, reflejan una creciente desesperación en los círculos gobernantes estadounidenses.

Mientras que la posición global de las corporaciones y los bancos EUA se reduce, la influencia de los generales sobre la casa blanca y la máquina militar crece. Esto es un peligro para toda la humanidad.