Tu nombre es desconocido, tu hazaña es inmortal

Es Historia, con mayúscula por más que Occidente haga lo posible e imposible por reescribirla: fue la Unión Soviética quien derrotó al fascismo. Tres de cada cuatro soldados nazis murieron a manos del Ejercito Rojo y los grupos guerrilleros soviéticos.

Son los historiadores alemanes quienes están refutando, una y otra vez, la alucinación occidental sobre la II Guerra Mundial y son ellos quienes están reconociendo la verdad. Si hace muy pocos años fue Jochen Hellbeck quien rompía la liturgia occidental sobre que los soldados soviéticos combatieron casi obligados y quien revelaba las mentiras sobre el carácter del Ejército Rojo, después de estudiar durante 15 años los "Papeles de Stalingrado", llegando a la conclusión de que era "un ejército politico", es ahora otro historiador, Rüdiger Overmans, quien afirma con rotundidad que el Ejército fascista alemán sufrió un total de 4.743.000 muertos de los que 3.549.000 fueron a manos de los soviéticos.

Mañana, 9 de mayo, es el aniversario del triunfo sobre el fascismo. Ese triunfo se debe sobre manera al coraje, a la abnegación, a la lucha, a la ideología de millones de hombres y mujeres de la Unión Soviética. Pagaron un precio altísimo, casi 30 millones de muertos, pero derrotaron al fascismo. Nunca será suficiente repetir una, mil, un millón de veces, mil millones de veces, mil veces mil millones de veces ¡gracias! Aunque el fascismo está de vuelta, creciendo cada día, su ejemplo nos tiene que estimular aún más. Y lo primero es no olvidar y reconocer el papel que tuvieron en su derrota. Si fue posible entonces, también lo será ahora.

 

El Lince