Crónica de la actividad sobre Nicaragua del jueves 30 de agosto en BarrioAbierto

Este jueves 30 de agosto tuvo lugar en BarrioAbierto en Cádiz la presentación del vídeo “Nicaragua: ni lo dicen todo, ni lo dicen bien”, editado por Cuba+ y la Plataforma Bolivariana “Francisco de Miranda”. Aunque el vídeo está pendiente de un “pulido” final, queríamos que BarrioAbierto tuviera la primicia de su presentación pública y que fueran los asistentes allí quienes hicieran precisamente aportaciones al mismo antes de que en estos próximos días lo difundamos ya de forma generalizada.


Y así fue. Nos dimos cita un buen grupo de amigos de la causa antiimperialista –que ya éramos veteranos de las actividades solidarias con los procesos de liberación de América Latina que vienen dándose en los últimos años en Cádiz– pero también vinieron personas con el propósito de tener un elemento de contraste informativo sobre lo que ha venido aconteciendo en Nicaragua desde abril, que era justamente uno de los puntos claves en la invitación que hicimos: “No es nuestra pretensión tener una opinión acabada y simplificada sobre Nicaragua. Ni ser expertos en este país. ¿Por qué tendríamos que serlo y no de Paraguay, Haití, México, Honduras, Guatemala, Argentina, etc? Pero, al menos, queríamos tener un contraste con respecto a esos medios que bien sabemos que no están en el medio.”

La actividad empezó con una breve exposición de nuestro compañero Pedro Castilla –gran conocedor de la situación en Venezuela y de los procesos regionales impulsados por la revolución bolivariana– sobre lo que sucede en la patria de Chávez, poniendo sobre el tapete: informaciones que contradecían la versión interesada de los grandes medios de desinformación occidentales acerca de la realidad en aquel país tras la puesta en marcha de la Constituyente hace prácticamente un año; los últimos datos del intento de magnicidio de Maduro; y, en definitiva, cómo ha ido históricamente evolucionando el golpismo en Venezuela y cómo a su vez han ido las fuerzas bolivarianas desactivándolo , dando muestras de una inteligencia revolucionaria y antiimperialista que Pedro particularmente resaltó y añadió que debería ser fuente de ejemplo para todas las personas verdaderamente progresistas y comprometidas con los más humildes.


Nos pareció interesante que hubiera esta introducción antes del vídeo porque, justamente, una buena parte de los testimonios del mismo ahondaban en la convicción de que en Nicaragua se ha venido dando un golpe, donde lo de menos era la causa inicial aducida (la cuestión de las jubilaciones; por lo demás, completamente tergiversada); un golpe que, a su vez, se insertaba dentro de una estrategia reaccionaria regional de largo y ancho alcance con la que se pretende recuperar el patio trasero imperial, profundamente puesto en cuestión desde los 90 por el movimiento bolivariano impulsado por Hugo Chávez.

Seguidamente dimos paso al vídeo con ciertas aclaraciones previas tanto técnicas como de su orientación de contenido. Fue unánime la opinión acerca de que, efectivamente, suponía un contrapunto al descarado y vergonzoso unilateralismo (des)informativo con que se nos estaba machacando por la prensa dominante. También recogimos distintas recomendaciones para la edición final.

En el debate que posteriormente se dio destacamos la intervención de una pareja muy conocedora de la realidad centroamericana (ella, hondureña, y él, francés) que ayudó a enlazar la actual etapa sandinista en Nicaragua con el triunfo revolucionario de 1979 y la posterior cruel guerra “contra” impuesta al pueblo de Nicaragua; una guerra que tanto sufrimiento personal y material supuso para un país al que no se le dio respiro para salir de la pobreza y el sojuzgamiento al que le había sometido la dictadura de Somoza. Nada de eso puede echarse en olvido bajo ninguna circunstancia. Nos parecieron muy útiles no sólo el agradecimiento que esa pareja mostró a quienes habíamos trabajado el vídeo, sino aún más las propuestas de mejora que nos hicieron con respecto al mismo de cara a posteriores ediciones.

También hubo palabras no exentas de dureza para ese “progresismo” que ha abrazado de forma acrítica las versiones de los medios dominantes de comunicación; sobre todo, utilizando como fuente de verdad incuestionable las opiniones de esas figuras nicaragüenses –a las que esos mismos medios han servido de altavoz– sin contrastar la realidad actual que hay detrás de esas voces más allá (más bien, más acá) de los “currículos de lucha en el pasado” ofrecidos (como es el caso de Sergio Ramírez, tan galardonado y tan celebrado por El País). No parece que hayan sacado ninguna lección de los montajes de las “revoluciones de colores” tanto en el Este de Europa como en el mundo árabe. Y cuyo manual, está cada vez más claro, quieren aplicar en América Latina. Concretamente, se oyó una intervención sobre la oportunidad perdida por ese “progresismo” local, tan demonizador del actual gobierno de Nicaragua, para adquirir el elemento de contraste informativo que suponía la actividad convocada en BarrioAbierto.

En este sentido, nos confirmamos en la pertinencia de poner al inicio del vídeo la reflexión con la que acaba Leandro Grille su maravilloso artículo “El hierro caliente de Nicaragua”: “El que no quiere ver la actuación del imperialismo y no quiere meterse en la complejidad de lo sucedido puede levantar su dedo acusador contra el líder del FSLN por todos los motivos que se le ocurran, al fin y al cabo nunca se sentirá solo en un mundo donde más de 95% de los medios de comunicación van a presentar al gobierno del FSLN como una tiranía sangrienta, pero la realidad es mucho más compleja y en Nicaragua en estos 92 días hubo un intento de golpe de Estado contra un gobierno electo con más de 70% de los votos.

El debate se cerró con nuestro compromiso de realizar más actividades públicas y “de calle” en fechas próximas, por modestas que estas pudieran resultar, pero en la convicción de que vivimos una verdadera guerra informativa –tal como se recoge en el primer testimonio de TeleSur que aparece en el vídeo– en la que la resistencia que se nos exige no ha de entender ni de número ni de “ruido ambiente” para dar cumplimiento a nuestras obligaciones militantes.

Como suele ser habitual en las actividades de BarrioAbierto, la actividad culminó con unas tapitas y unos refrigerios que acompañaron los intercambios de debate y de opiniones que siempre dan el broche final a las actividades que esta casa de barrio acoge; un entrañable momento de convivencia y de amistad que enriquece nuestro compromiso de lucha y, todo hay que decirlo, nuestro propio ánimo para continuarla. Satisfacción, pues, la que sentimos este jueves 30 en BarrioAbierto, un local que va cogiendo solera de crisol de actividades diferentes en nuestra ciudad. Diferentes, sí, pero todas con denominador común: la apuesta por construirnos con el barro humilde de los de abajo, a los que no hay altura que los alcance.

No queremos cerrar esta crónica sin agradecer, una vez más, a los compañeros de la Unión Local del SAT de Sanlúcar que no sólo se desplazaron para participar de forma activa en el acto sino también para dar cuenta “reportera” del mismo.

En Cádiz, a 1 de septiembre de 2018.







Tráiler del documental