Crónica del acto público sobre: Clase obrera y cuestión nacional”

El pasado martes 5 de junio tuvo lugar un importante acto en el Teatro del Barrio del madrileño barrio de Lavapiés. Se debatió abiertamente y sin tapujos un tema candente, sobre todo tras los sucesos de Cataluña: la relación entre las dos contradicciones que atraviesan nuestra historia, la lucha de clases y el derecho de autordeterminación de los pueblos.

En el acto intervinieron Vidal Aragonés,diputado de las Candidaturas de Unidad Popular (CUP) y abogado laboralista del Colectivo Ronda, y la militante comunista y portavoz de Red Roja, Ángeles Maestro . 


Vidal Aragonés comenzó haciendo un análisis sobre la composición del procès catalán. Explicó cómo sectores mayoritarios de la clase trabajadora se han ido uniendo a la reivindicación republicana, cuya máxima expresión pudo contemplarse en la huelga del 3 de Octubre de 2017. Ofreció abundantes y precisos datos que permitían desmontar el mito extendido del apoyo mayoritario a Ciudadanos en los barrios obreros, demostrando que, en ellos, el voto mayoritario era para opciones de izquierda. Destacó especialmente que, tras la violenta represión del 1 de octubre, fue muy evidente la incorporación a la movilización de denuncia de la misma de sectores de la clase obrera que anteriormente no habían participado.

Planteó también la importancia de incorporar a los objetivos de la movilización - tal y como vienen haciendo cada vez más los CDRs - reivindicaciones sociales y laborales, de forma que se pueda reforzar la unidad de clase. El objetivo, afirmó, es construir la más amplia unidad en la lucha, no sólo para construir la república catalana sino también para avanzar en objetivos propios de la clase obrera, la cual tanto en Cataluña, como en el resto del Estado, está viviendo situaciones dramáticas con millones de personas en la pobreza.

Ángeles Maestro hizo hincapié en la reivindicación histórica de los comunistas del derecho de autodeterminación, olvidado y traicionado en la Transición por la izquierda institucional. Además, denunció la complicidad traidora con el Régimen de la Transición de ciertas organizaciones y personalidades autodenominadas de izquierdas o comunistas, quienes ante la aplicación del Estado Excepción y la ocupación por las fuerzas represivas de Cataluña, han contribuido directa o indirectamente a legitimarla como Podemos e IU, todo ello en aras de una supuesta unidad de la clase obrera.

Maestro señaló que, tanto los objetivos de la clase obrera, como la lucha de los pueblos del Estado español por sus derechos nacionales deben confluir ante la necesidad de derrocar al enemigo común: el Régimen heredero de la Dictadura que se perpetuó en la Transición con todos sus aparatos de Estado intactos. La confluencia en esa lucha es una prioridad, tanto para debilitar el Régimen del 78, como para construir el poder de los pueblos y de la clase obrera. Acabar con la Monarquía, con toda la legislación antiterrorista, depurar de fascistas los aparatos del Estado y la Amnistía para todos los presos y presas políticos, debe unirse a la socialización de los sectores estratégicos y los servicios públicos, y la salida de la Unión Europea y la OTAN.

Tras el debate, Maestro quiso terminar el acto con una frase que Lenin destaca en su importante texto: “Sobre el derecho de las naciones a la autodeterminación”: La reivindicación del derecho a la autodeterminación, que no es obligatoria para los demócratas burgueses, es obligatoria para los comunistas+. Si nos olvidáramos de ella o si no nos decidiéramos a propugnarla temiendo herir los prejuicios nacionales de nuestros compatriotas rusos, se convertiría en nuestros labios en mentira odiosa...el grito de combate: “Proletarios de todos los países, uníos”.

+En el texto de Lenin de 1914, decía socialdemócratas.

Madrid, 6 de junio de 2018