Crónica de las jornadas “Noviembre Antifascista” en Zaragoza

 

Adelantamos este texto, que saldrá publicado en el nº 11 de la revista de Red Roja

 

Desde el 2008 Zaragoza venía acogiendo en el mes de Noviembre jornadas dedicadas a la lucha contra el fascismo. No obstante, con el repliegue en la movilización de los últimos tiempos, en el 2015 habían sido reducidas a una testimonial manifestación propuesta por la ya desaparecida “Zaragoza Antifascista”, la cual a su vez había venido a reemplazar la también desaparecida “Coordinadora Antifascista”. El movimiento antifascista de la ciudad, arrastrando trabas organizativas de todo tipo desde aquel empuje inicial, había ido perdiendo fuerza y cohesión. Es por ello que Red Roja Aragón, de cara al fortalecimiento de la línea política de intervención y con una clara propuesta de “confluencia revolucionaria” comienza a darle forma, junto a las compañeras de Iniciativa Comunista, y se decide a “llenar” aquel vacío. Dando en la medida de lo posible un paso adelante, intentando superar el formato tradicional de lucha “horizontal y amplio” y por lo tanto “ecléctico”, hacia un formato cohesionado que pivotara entre tres ejes: la conmemoración del 80 aniversario de la sublevación fascista, la solidaridad con los presos políticos y el homenaje a las Brigadas Internacionales. A partir de ahí y con todas las dificultades del mundo (literalmente: discusiones duras con otras organizaciones, boicot, conflictos personales, inclemencias logísticas…), se propusieron actos de distinto tipo, esencialmente de ámbito cultural, así como toda una serie de material dedicado a la difusión de nuestros posicionamientos (comunicados y carteles).

Comenzaron las jornadas de Noviembre Antifascista 2016 con la realización de un mural colectivo en uno de los barrios obreros céntricos más azotados por la exclusión y la explotación, y con comida solidaria a precio simbólico. Una charla entre nuestra compañera Nines Maestro y el abogado y represaliado político Juan Manuel Olarieta. La realización del primer encuentro artístico “Cultura y compromiso” –algo eminentemente innovador en la ciudad del cierzo- donde logramos conjugar la participación popular, la exposición y crítica de obras de arte comprometido y la colaboración con dos organizaciones amigas como son Cierzo Rojo (editorial) y Terror Street (distribuidora). Finalmente, el historiador militante Alberto Cruz no pudo acompañarnos en lo que iba a ser una jornada conmemorativa a la memoria de las Brigadas Internacionales en colaboración con el Comité de Solidaridad Aragón-Donbass. Las jornadas culminaron con el espectacular concierto de RPG-7 (Vallekas) y Mala Praxis (Zaragoza).

No sin dificultades, logramos sacar adelante un trabajo productivo cuyos principales logros han sido: 1º Sacudir las viejas costumbres del antifascismo autóctono, además de remover de su sitio a unos cuantos actores, e introducir entre los movimientos sociales una discusión de manera seria sobre conceptos como la amnistía y la unificación de las luchas, distinguiéndonos en la teoría y en la práctica, proponiendo una línea política avanzada, sin sectarismos, yendo de frente. 2º Comenzar a tejer alianzas y crear una lógica de confianza y mutuo apoyo con un gran número de activistas, organizaciones y militantes, al margen de discusiones “etiqueta-lógicas”.