Manifestación: Carabanchel quiere calle Marcelino Camacho ¡ya!

Exigimos una calle para Marcelino Camacho:

Marcelino Camacho, vecino histórico e ilustre de Carabanchel merece una calle en nuestro distrito. Es una propuesta que tanto asociaciones de vecinos y vecinas, asociaciones culturales y partidos políticos llevamos años reclamando y consideramos que Ya es el momento.

Marcelino ha representado siempre la lucha por la mejora de las condiciones de vida de los y las trabajadores. Afiliado al PCE desde los 17 años hasta el final de sus días, Marcelino también fue fundador y secretario general del sindicato CC.OO.

Luchó contra el franquismo defendiendo a la República durante la guerra civil. Por este motivo fue encarcelado y posteriormente juzgado y enviado al campo de Tánger a cumplir una condena de trabajos forzados. Se escapó y acabó en Orán, donde coincidió con refugiados políticos españoles que habían tenido que huir de España por defender la República. Es allí donde conoció a Josefina Samper, su compañera de vida hasta el final de sus días.

Impulsó la creación del sindicato Comisiones Obreras, sindicato del cual fue reelegido como secretario general durante 4 congresos. Su actividad sindical le supuso varias detenciones, entre ellas la del proceso 1001 de la que finalmente fue indultado. Cuando vino a vivir a Madrid, decidió venir a vivir a Carabanchel porque sabía que pasaría bastante tiempo en la cárcel, como así ocurrió. Al salir de una de esas condenas dijo una de sus míticas frases que se convertiría en histórica no sólo para Marcelino, sino para todos los que defienden a los y las trabajadoras: “Ni nos domaron,  ni nos doblegaron, ni nos van a domesticar”

Fue diputado por el PCE en 1977 y reelegido en 1979.

Marcelino siempre estuvo presente en las movilizaciones sociales, en movilizaciones contra la OTAN, marchas estudiantiles...no fue sólo un referente del movimiento sindical sino un referente del movimiento social y estudiantil.

Porque toda su vida fue ejemplo de lucha, por su dignidad como persona, como trabajador y como vecino del barrio, EXIGIMOS una calle para Marcelino Camacho. Exigimos que se cumpla la ley de memoria histórica y democrática y que las calles de nuestra ciudad cambien el nombre de asesinos, como Muñoz Grandes, quien estuvo al frente de la División Azul. Y EXIGIMOS este cambio de nombre en la calle al Ayuntamiento de Madrid, porque estamos cansados de que nos toreen, estamos hartos de que este Ayuntamiento no haga cambios ni desarrolle políticas reales de memoria que supongan poner en su lugar a tantos y tantas luchadores por la democracia de este país. Es necesario que el gobierno de este Ayuntamiento por fin dé un paso adelante y haga políticas de cambios reales, sin miedo a las ofensas del PP, empezando por ejemplo, por cumplir con la la ley de memoria y recordar como se merecen a luchadores históricos como Marcelino Camacho. Asociaciones de vecinos, movimientos vecinales y culturales y partidos políticos llevamos años luchando y reclamando una calle para Marcelino y hoy seguimos reivindicándola y estamos seguros de que lo conseguiremos.