Concentración en León en Solidaridad con el Pueblo de Catalunya

LAS MARCHAS DE LA DIGNIDAD JUNTO AL PUEBLO DE CATALUNYA

Los acontecimientos que se están viviendo en Catalunya muestran cómo el engranaje de la Transición -con todos sus aparatos de Estado, desde la Monarquía a la Audiencia Nacional representa un muro contra el que chocan inevitablemente las luchas obreras y las de los pueblos por sus derechos nacionales. La Ruptura que la Transición abortó sigue pendiente y su culminación es un hecho político insoslayable para las aspiraciones políticas de los pueblos del Estado español y de la clase obrera.

La importante movilización del pueblo catalán, aunque no ha alcanzado sus objetivos de autodeterminación, ha servido para hacer ya inocultable que las estructuras del Estado, que se edificaron sobre la columna vertebral del franquismo, no son capaces de responder a las reivindicaciones políticas más que con la represión. Pero ninguno de los pueblos del Estado español puede realizar esta tarea de forma aislada. Para llevar a cabo la necesaria Ruptura con el Régimen de la Transición del ’78, una finalidad democrática, es necesaria la acción conjunta de las fuerzas políticas de la izquierda de todas las nacionalidades y pueblos del Estado español para cambiar la correlación de fuerzas mediante la lucha y la movilización social.