Colabora con la Caja de Resistencia de la acería Helliniki Halivourgia (Grecia)

Su lucha nos parece emblemática de la resistencia de la clase obrera frente a la brutal ofensiva capitalista, por ella misma, y por el ejemplo que está representando el PAME como opción de lucha y de alternativa frente al sindicalismo subvencionado y sometido.

Red Roja ha decido abrir una cuenta para contribuir económicamente a su Caja de Resistencia.

Creemos que son tiempos en los que es imprescindible reforzar el internacionalismo, rompiendo el aislamiento nacional de las luchas obreras

Ofrecemos este cauce a todas las organizaciones sindicales de los pueblos del Estado español y a todas las personas y colectivos que deseen utilizarlo.

Para cuidar la transparencia de los dineros, cada persona física ó colectiva que haga una aportación debe enviar un correo a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. . Se les dará acuse de recibo y se les asignará un nº de aportación de forma que cuando se envíe el dinero quede reflejado en la relación anónima que se adjuntará al documento que acredite el envío.

Así mismo, en el caso de que así se prefiera y se indique, en el envío se especificará la organización que lo remite.

Número de Cuenta: 0073 0100 55 0146011406

Titular de la cuenta de la cuenta Jesús Gago; banco OPENBANK (Internet del B.SANTANDER).

 

 

Su propio llamamiento:


Asamblea General de los trabajadores

de la "Halivourgia Helliniki"

No vamos a volver a trabajar, entre el fuego y el hierro, por 500 euros. Exigimos que nuestros 34 compañeros despedidos vuelvan al trabajo. Nuestra lucha concierne a toda la clase obrera.

La patronal griega del acero es el ariete de la patronal de la industria La Helliniki es la primera industria que trata de imponer 5 horas de trabajo al día con los recortes salariales, relaciones laborales flexibles, horas extraordinarias no remuneradas y eliminar los derechos relativos a la seguridad en el trabajo, chantajeándonos con la pérdida de nuestros puestos de trabajo.

Los despidos se hicieron para aterrorizarnos, porque en nuestra Asamblea General por unanimidad se rechazó la demanda de los empleadores de trabajo a tiempo parcial, 5 horas al día, con un recorte salarial
del 40%. Al mismo tiempo, nuestro duro trabajo  aumentó la producción del año pasado de 196.000 a 266.000 toneladas, con accidentes de trabajo diarios y un trabajador muerto.Las ganancias del patrón son inmensas, y sigue el chantaje de que si no aceptamos sus demandas de trabajar como esclavos, despedirá a 180 trabajadores más.

Los trabajadores del acero le dimos la respuesta correcta. Hemos superado el miedo, los chantajes y la amenaza del hambre. ¡Fuimos a la huelga!Nos hemos levantado. Ya hemos vencido. ¡Nadie nos puede doblegar!

Los empresarios de las otras fábricas estaban esperando que nos cansáramos, que volviéramos al trabajo con la cabeza gacha, que hubiéramos firmado las cinco horas de trabajo al día.

 

¡El patrón  admitió que no esperaba una lucha como ésta! Hemos demostrado que los trabajadores tienen un poder infinito. Desde hace 16 días, 24 horas al día, protegemos nuestra huelga. Ellos han sentido nuestro poder y hemos aprendido mucho más. Podemos distinguir nuestros amigos de nuestros enemigos.

Confiamos en el poder de la solidaridad. Docenas de sindicatos nos apoyaron desde el primer día. El PAME está con nosotros. Apoya la lucha de los trabajadores del acero en todos los sentidos.

¡Para el trabajador del acero no hay marcha atrás!

Si perdemos, se abre la puerta a la jornada de 5 horas de trabajo y la ley de la selva en las condiciones de trabajo en las otras fábricas, que es lo que los empresarios
esperan. La victoria de los trabajadores del acero será la victoria de toda la clase obrera. Por ello queremos que estés a nuestro lado.

¡Basta ya! El terror, los chantajes y el ataque contra los trabajadores no pasarán!

¡Apoya a los trabajadores del acero huelguistas de todas las formas posibles: resoluciones, anuncios, comunicados de prensa de los sindicatos, los barrios, la juventud y las organizaciones de mujeres, en todas partes, a la puerta de la fábrica, con ayuda financiera y de recolección de alimentos para las familias de los huelguistas.

Denunciamos ante todos los trabajadores a los dirigentes de las Federaciones de Trabajadores del Sector Metal y del Sindicato Regional de Eleusis, que durante estos 16 días, no sólo no convocaron ni una sola reunión  para organizar una campaña de solidaridad, sino que nos aconsejaron que agacháramos nuestras cabezas, nos calumnian y tratan de dividirnos. Llamamos a los trabajadores a ignorarles y a organizarse en cada lugar de trabajo.


¡La victoria será difícil, pero será nuestra!

¡Los trabajadores del acero no bajarán la cabeza!

¡Estarán al lado de la lucha y la resistencia del pueblo!



Asamblea General de los trabajadores

de la "Halivourgia Helliniki"


En Aspropyrgos, 15 de noviembre 2011