Privatizar es un crimen

¿CÓMO SE ESTÁ HACIENDO?

• Los nuevos hospitales, todos de gestión privada, son propiedad de bancos, empresas y aseguradoras. Las Consejerías de Sanidad pagan un canon por el uso de los edificios y una cantidad per cápita por la asisencia sanitaria. El periodo de la Concesión son 30 años y a los 5, los propietarios ya han amortizado la inversión.

• Los propietarios subcontratan, abaratando costes, con diferentes empresas: laboratorios, radiología, celadores, limpieza, esterilización, cocina, aparcamientos, etc.

• Se disminuye drásticamente, tanto la cantidad de tra ba jador@s, como sus condiciones de trabajo.

• Se seleccionan pacientes, enviando a los no rentables (enfermos crónicos, personas mayores y casos complejos) a los hospitales públicos.

• Se incentiva económicamnte a los profesionales para que den altas precoces, no soliciten pruebas diagnósticas o no indiquen tratamientos costosos.

¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE?

1º En todos los países en los que se han aplicado estas medidas ha habido disminución de la calidad con aumento de la mortalidad, de los reingresos, de las invalideces, de las infecciones hospitalarias, etc. Aquí las Consejerías de Sanidad ocultan estos datos, de forma que la “libre elección” es una estafa. Quienes eligen de verdad son las empresas privadas a los pacientes rentables. Lo único que se conoce es que se han disparado las indemnizaciones por “errores médicos” que se pagan con dinero público.

2º Se incrementa el coste de la sanidad, que sale de los bolsillos públicos para asegurar los beneficios privados. Las CC.AA. con más sanidad privada (Cataluña, País Valenciano y Madrid) son las que más han incrementado la deuda sanitaria.

3º La sanidad pública se deteriora a pasos agigantados: disminuye el presupuesto, se cierran camas, se reducen plantillas, baja la calidad de la atención y aumentan las listas de espera. Han desaparecido programas preventivos y de promoción de la salud: sanidad escolar, planificación familiar, detección precoz de enfermedades, salud laboral y educación para la salud.

4º Se dispara el gasto en medicamentos que controla la industria farmacéutica actuando fraudulentamente sobre la administración y los facultativos.

# EN RESUMEN: LA PRIVATIZACIÓN EMPEORA LA CALIDAD Y AUMENTA EL GASTO #.

¿QUÉ NOS PREPARAN AHORA?

Con el pretexto de la crisis que el capitalismo ha provocado, lejos de tomar medidas para evitar gastos inútiles o elevar los impuesto s a los ricos, lo que los gobiernos de todos los colores han decidido es:

• Intensificar las privatizaciones. En Tarrasa es tán privatizando los hospitales por Servicios. Los más rentables, claro.

• Disminuir servicios: eliminar más camas públicas , cierre parcial de centros de salud, reducir ambulancias, eliminar prestaciones y despedir trabajador@s.

• Vender hospitales y centros de salud, patrimonio de la Seguridad Social, a empresas privadas (acuerdo PSOE-CiU en el mes de julio)

• Introducir el REPAGO. Desde julio en Italia se pagan 10 euros por consulta general, 25 euros por visita a urgencias sin ingreso, 25 euros p or consulta a especialista y un % por analíticas y radiología. También valoran aumentar el 40% que pagan los activos por receta y que los pensionistas paguen el 10%.

“CON UN PARO PREVISIBLE DEL 30% YA NO NECESITAN UNA BUENA SANIDAD PARA TODOS QUE RESTITUYA LA FUERZA DE TRABAJO ENFERMA. PREPARAN UNA SANIDAD DE CALIDAD PARA RICOS Y BENEFICENCIA PARA EL RESTO”

¿ES “INSOSTENIBLE” LA SANIDAD PÚBLICA?

• Nuestro gasto sanitario público, medido en % del PIB, es de los más bajos del UE.

• Es radicalmente falso que se abuse de la sanidad. Si se descuentan las consultas administrativas, la frecuentación de los servicios está por debajo de la media de la UE.

• La eliminación de los servicios preventivos, la mala calidad de la atención y el deterioro de las condiciones de trabajo, aumentan la enfermedad.

• Desde el punto de vista estrictamente económico, es cuestión de prioridades políticas:

- Los 110.000 millones de euros puestos por el Gobierno a disposición de la banca equivalen a casi dos veces el gasto sanitario total.

- El fraude fiscal, calculado en al menos 90.000 millones de euros supone una vez y media el gasto de toda la sanidad pública.

- La carrera de los gobiernos, central y autonómicos, para eliminar impuestos a los más ricos, a los bancos y grandes empresas, junto a dinero público que va a gastos militares, la casa Real, o ahora, a pagar la visita del Papa, dan idea de dónde y a quiénes no se recorta, sino al contrario y cómo se construye el déficit público.

 

 

 

 

 

 

HAY SOLUCIONES:

1º Devolver a manos públicas todo lo privatizado

2º Aumentar el gasto sanitario público hasta la media de la UE, en proporción al PIB.

3º Construir un sistema sanitario público:

Único, sin participación de la empresa privada.

Universal y de calidad.

• Que priorice la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud.

Gratuito en el momento de uso.

• Gestionado democráticamente por la población y l@s trabajador@s de la sanidad.

• Que incluya la salud laboral en la sanidad pública

• Con respecto a la política del medicamento:

- Industria farmacéutica pública que fabrique y distribuya los medicamentos esenciales.

- Eliminar del Registro los fármacos inútiles, de calidad dudosa o injustificadamente caros.

- Dispensación de medicamentos en los centros de salud en las cantidades requeridas por los tratamientos.

- Financiación exclusivamente pública de la investigación y la formación de l@s sanitari@s.

¿QUÉ HACER?

Nada debemos esperar de los partidos políticos que apoyaron con su voto la Ley 15/97 que permite la entrada masiva de la empresa privada en la sanidad pública: PP, PSOE, CiU, CC y PNV.

Tampoco se puede confiar en sindicatos, como CC.OO. y UGT que han asistido en silencio, cuando no han colaborado, a todo este desastre.

En este, como en otros asuntos de vital importancia, la única esperanza es que el movimiento popular, junto a las organizaciones políticas, sindicales y sociales que comparten esencialmente este diagnóstico y estas propuestas, fortalezcan la acción social organizada, es decir, EL PODER POPULAR. Como hemos visto, HAY ALTERNATIVAS. Movilízate, construye resistencias, organízate con nosotr@s en Red Roja para crear esas alternativas.

PRIVATIZAR EMPRESAS PÚBLICAS ES UN ROBO. PRIVATIZAR SERVICIOS PÚBLICOS COMO LA SANIDAD ES, ADEMÁS, UN CRIMEN

# En esencia es deteriorar la calidad de la atención sanitaria para obtener beneficios #

#El asunto central no es qué partido gobierna,

sino qué clase social tiene el poder#