Cuba+. Impulsando la solidaridad con Cuba nº9

Presentamos este número a pocos días de cumplirse otro aniversario del triunfo de la Revolución Cubana. En el anterior celebramos el 26 de julio de 1953 (Asalto al Cuartel Moncada) donde decíamos que este significó “el pistoletazo de salida [deesa revolución]”. Entretanto, en ocasión del 8 de octubre, y esta vez junto con el Sindicato Andaluz de Trabajadores de Cádiz, de nuevo hemos homenajeado al Che, de quien escribíamos en la edición que le dedicamos el año pasado que “para nosotr@s, simboliza como nadie el ‘más’ de Cuba +”. Antiimperialismo, Internacionalismo, y en definitiva, Revolución de las de verdad, “de las que se triunfa o se muere” (carta de despedida del Che), todo eso está condensado en esas fechas.

Fechas propias de una revolución, la cubana, que además se destaca por una Solidaridad desbordante. Y que, en medio de tantos límites y agresiones, merece que se le defienda. Sin medias tintas y sin ambigüedades, si es que de verdad no queremos pudrir el alma antes de pretender “tomar el cielo por asalto” por estas tierras nuestras adonde ha llegado la misma guerra social que el imperialismo capitalista declaró ya hace tanto al llamado Tercer Mundo. Como en América Latina, donde muchos pueblos y diferentes procesos progresistas (en Venezuela, Bolivia, Ecuador, etc.), todos enfrentados al “adusto Norte” (José Martí), celebran como fuente de liberación propia aquel Primero de Enero de 1959.

Efectivamente, cuando aquí se buscan salidas de “una crisis que no es nuestra”, reivindicamos que formamos parte del mismo combate histórico de la revolución cubana. Conforme se pasa por diferentes experiencias de movilizaciones, con deseo expreso de una Spanish Revolution (como declarara el 15M), cada vez vemos más claro todo lo que de enseñaza ofrece la experiencia cubana para alcanzar victorias y consolidarlas – mediante un verdadero poder popular de base- en una lucha que tiene más de relación de fuerzas de lo que se quisiera.

Pero, además, desde Cuba + venimos defendiendo que la actual mayor movilización popular en países como el nuestro posibilita reimpulsar un movimiento antiimperialista que es un apoyo fundamental para los procesos revolucionarios en los “países más subdesarrollados”, al debilitar la propia retaguardia imperialista en el centro del sistema. Y es que la revolución para acabar con el criminal sistema internacional capitalista no puede avanzar profundamente mientras el campo imperialista siga siendo fuente permanente de problemas para la construcción del socialismo allí donde comience. Y esos obstáculos no vienen sólo de la agresividad y los chantajes militares. También, mediante el dominio imperial de la economía internacional, se condena a muchas sociedades que acceden a la revolución a arrastrar atrasos impidiéndoles profundizar en ella. Celebramos, pues, este nuevo Primero de Enero conscientes de ese + que nos obligan la tareas antiimperialistas que sólo a nosotr@s nos toca ejercer.

 

PARA ACCEDER A LA REVISTA EN PDF HACER CLIC AQUÍ