El internacionalismo hoy es lucha contra el imperialismo y solidaridad con lxs refugiadxs

A partir del hundimiento de la URSS el imperialismo occidental ha venido desatando una guerra abierta contra los pueblos de Oriente Medio en nombre de su “reordenación democrática”. Y ello, tras haber financiado y armado en Afganistán a lo que luego sería Al- Qaeda, sin ningún tipo de escrúpulo precisamente democrático, con tal de agredir a la Unión Soviética. El bloque de EE.UU., UE e Israel inició hace 25 años - con el primer ataque que devastó Iraq - un plan sistemático de derrocamiento de gobiernos que se le oponían y de destrucción de la identidad y la vida de sus pueblos.

La intensificación de la crisis del capitalismo ha exacerbado las guerras de saqueo en busca de materias primas, la marginación y la desesperación de la juventud emigrante en barrios europeos y los ataques a diferentes países – más o menos encubiertos – bajo el pretexto de la lucha contra el terrorismo. Todo ello agudizado y agravado con la determinación perversa de los EEUU de instalar al planeta, si le es preciso, en la desestabilización permanente con tal de prolongar su hegemonía imperial por encima incluso de las contradicciones surgidas dentro del mismo bloque occidental.

El resultado, países enteros destrozados, decenas de miles de personas que han caído bajo las bombas, millones que se han visto obligadas a exiliarse. En todas las guerras quienes sufren sus consecuencias más directas son el pueblo y las trabajadoras y los trabajadores.

Los gobiernos de la UE están mostrando, a través del Tratado que niega la condición de refugiados a quienes huyen aterrorizados de las guerras que ella misma contribuye a provocar, su verdadera cara de instrumento del capitalismo más salvaje. La misma que mostró en las playas de Francia el supuesto Frente Popular cuando encerró muertos de frío y de hambre, entre alambres de espino y guardias senegaleses, a las decenas de miles de republicanos que huían del fascismo en 1939.

Por eso, quienes como comunistas llevamos el internacionalismo grabado en la mente y en el corazón, tenemos el deber de posicionarnos con nuestros hermanos y hermanas y apoyar cualquier iniciativa que sirva para paliar su sufrimiento. Al tiempo, que denunciamos el papel criminal de los gobiernos de la UE y de la OTAN, ejecutores de las guerras de las que huyen aquellos y en tanto que responsables de la situación en la que se encuentran los refugiados en los Campos de Concentración, de los centenares de personas que mueren intentando llegar y de la iniquidad intolerable de devolverles a regímenes asesinos como el de Turquía. vRed Roja se suma a la iniciativa de Galicia Refuxiada/Alhambra Internacional de formar una columna de Refugiados que el próximo 28 de mayo, junto a las Marchas de la Dignidad, tomará la Muralla de Lugo. Entendemos que la labor de estos compañeros y compañeras va más allá de proporcionar donaciones a los Campos, proponiéndose con esta Columna de Refugiadxs visibilizar y denunciar la criminal política que los Estados europeos y sus aliados aplican en estos campos.

Red Roja hace un llamamiento a sumarse a esta Columna de apoyo al pueblo sirio y demás pueblos víctimas de los ataques imperialistas por considerar que debemos de estar allí donde se lucha, acompañando, apoyando y participando en todos los movimientos populares que se oponen a las políticas criminales del capitalismo de manera clara y contundente.

Así pues, el próximo 28 de Mayo, en las Murallas de Lugo, formaremos parte de esa Columna por la Dignidad. Contra la guerra imperialista y la OTAN llamamos a nuestrxs militantes, simpatizantes y amigxs a que difundan y alienten este llamamiento de Galicia Refuxiada.

 

Red Roja Galicia

 

Para ver este comunicado en versión PDF hacer clic aquí.